Algunos consejos para ahorrar en Barcelona

La Ciudad Condal es una metrópolis con una gran variedad de precios en todos sus productos y servicios. Si bien es cierto que en algunos negocios resulta muy caro comprar cualquier artículo, también es posible encontrar otros en donde resulta más sencillo darse un buen gusto.

Si eres estudiante en Barcelona, no conoces la ciudad, estás buscando una residencia y, además, necesitas un poco de ayuda en cuanto a la manera de ahorrar un poco tu dinero, entonces este artículo es para ti.

Elige bien dónde hacer tus compras

Como estudiante en Barcelona, un primer paso para no gastar todo tu dinero de una sola vez es elegir bien el sitio en el que realizarás tus compras.

Hacer una lista de lo que necesitas es fundamental. Sin embargo, un aspecto esencial es evitar esos supermercados de alta competitividad y renombre en los que los precios no son del todo accesibles.

Claro está, también puedes pasarte por ellos y revisar los precios para cerciorarte de cuánto estás dispuesto a pagar.

Piensa en el transporte

Las tarifas en cuanto al transporte también suelen variar y afectan en buena medida a todos los ciudadanos, incluyendo a los estudiantes en Barcelona.

El mejor consejo es planificar la ruta diaria. Si debes tomar el transporte varias veces en un día, es importante que consideres las distintas opciones: el abono trimestral, cuyo precio es de 150 euros, ayuda en gran manera. En cambio, si solo viajarás de manera esporádica, una buena opción es la T-10.

El servicio BCing también funciona adecuadamente. Además, así podrás recorrer la ciudad y ahorrar un poco.

Comidas y restaurantes

Al momento de elegir un sitio para comer también es importante estar atento a los precios que ofrecen los distintos negocios que existen en la ciudad.

Como estudiante en Barcelona puedes comparar precios y tener acceso a algunos sitios que ofrecen descuentos. Normalmente estos se encuentran ubicados en las zonas cercanas a las universidades.

Un consejo es no visitar muy a menudo las cadenas de comida rápida cuyos precios superen los 15 euros, aunque de vez en cuando surja la opción de darte un gusto. Puedes visitar bufetes y restaurantes con comida precocinada; también debes estar atento a esos sitios en donde, en ciertos días, existen ofertas.

De cualquier manera, tu vida como estudiante en Barcelona puede ser mucho más sencilla si decides ahorrar un poco. Luego podrás usar ese dinero en lo que deseas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *