Cirugía de aumento de senos: la belleza requiere sacrificio

La cirugía estética y reconstructiva confirma claramente la tesis tan antigua como el mundo: la belleza requiere sacrificio. Pero qué tan grandes serán estos sacrificios y si valdrán la pena el resultado obtenido depende directamente de la habilidad del cirujano plástico. Especialmente cuando se trata de aumento de senos. Te contaremos cuándo están justificados los riesgos y en qué condiciones es mejor abstenerse de la cirugía, qué sucede a puerta cerrada de la clínica y, lo más importante, cómo no equivocarse al elegir un médico.

Aumento de senos: pros y contras

Más recientemente, la cirugía plástica solo estaba disponible para unos pocos. Ahora es más común que exótico. Según las estadísticas, durante el año pasado, las mujeres rusas gastaron 12 mil millones de rublos en cirugía plástica. En segundo lugar en términos de demanda entre todas las cirugías plásticas se encuentra el aumento de senos y la mejora de su forma.

De hecho, como decía el clásico, no hay necesidad de esperar misericordia de la naturaleza. Los exuberantes senos elásticos son hermosos y sexys. Si lees las reseñas de quienes decidieron someterse a una cirugía de aumento de senos, podrás descubrir historias desgarradoras sobre lo incómodo que es estar desnuda no solo frente a un hombre, sino incluso en el vestuario de un club deportivo femenino, lo difícil que es sentirse “privado” de la naturaleza y ser atormentado constantemente por la pregunta de cómo agrandar los senos con un Aumento de pecho en valencia.

De hecho, si una mujer no está contenta con sus senos, no existen alternativas a la cirugía. Todas las otras formas populares de agrandar los senos simplemente no funcionan. Ni las cremas anunciadas ni los remedios milagrosos con fitoestrógenos, que están llenos de anuncios en Internet, en realidad no pueden afectar el tamaño de los senos. El ejercicio tampoco resolverá esto: la glándula mamaria en sí no tiene tejido muscular, y los músculos pectorales bien desarrollados solo pueden cambiar ligeramente su forma. No es sólo que la mayoría de las mujeres involucradas en el culturismo realicen un aumento de busto «plástico». Por cierto, esta es la única cirugía plástica permitida para las culturistas femeninas.

Pero, por supuesto, la cirugía de aumento de senos tiene sus inconvenientes: será necesaria rehabilitación, será más difícil elegir ropa y ropa interior. Muchas mujeres se quejan de los inconvenientes de dormir boca abajo.