Consejos para elegir un máster o posgrado

Uno de los mayores dolores de cabeza que nos encontramos a la hora de terminar nuestros estudios universitarios es qué hacer a ese momento: tal como está el mercado laboral, la rápida inserción parece algo imposible, por lo que nuestras opciones inmediatas pasan o por prácticas (normalmente y por desgracia, sin remunerar) o seguir formándonos en busca d ela especialización o de un currrículum brillante que destaque sobre cualquier otra competencia a la hora de optar a un puesto de empleo.

En este segundo caso los dolores de cabeza no acaban, ya que según de acertada sea nuestra elección tendremos mejor aprovechamiento de éste o sólo nos servirá para ocupar una línea más de nuestro CV. Tal es el baile de listas, de precios, de modalidades y de posibilidades futuras, que concretamente la elección de un MBA fue lo que motivó que escribiera todo un blog, el blog de Francesc R. Ribes.

En esta ocasión dejaré de lado los MBAs y me centraré en máster y posgrados. ¿Cómo elegir el adecuado?

Estudiar MBA - Francesc Robert Ribes

Imagen: francescrobertribes.com

Consejos a la hora de decidirnos por un master o posgrado

#3 Decide entre complemento o especialización

A la hora de ampliar estudios tras la universidad, la vía a seguir es o especializarnos en una rama concreta y por tanto, ser expertos en la materia de cara a elegir salida laboral, o ampliar estudios como complemento a la materia que ya manejamos.

Según elijamos una opción u otra, podremos ampliar el abanico de nuestro futuro laboral o centrarnos en un objetivo concreto según tengamos de claras nuestras ideas sobre a qué dedicarnos.

 

#2 Decide entre aportación académica personal o laboral

Puede sonar superficial, pero en muchas ocasiones un master o posgrado no nos servirá más que para adecentar un CV que cada vez resulta más competitivo de cara a las empresas.

Añadir un master o posgrado no es simplemente añadir unos ceros de más a lo costoso de los estudios, que ya lo son, sino añadir unas cualidades de las que se destaca disciplina, inconformismo, y responsabilidad.

Respecto a la aportación laboral, en carreras eminentemente prácticas aportar una especialización en una materia cuya base no se obtiene sólo mediante carrera, es el mepujón definitivo que necesitamos.

 

#3 Busca un buen nombre, pero no dejes que lo sea todo

No hace falta añadir Harvard, Oxford o Cambridge a nuestra experiencia para que se nos abran todas las puertas, pero el prestigio y el renombre es lo primero que le viene a la cabeza a un entrevistador al leer nuestro currículum.

Por ello, no nos gastemos todo el pastizal simplemente en el nombre, pero tampoco destinemos nuestra imagen laboral a especializaciones que suenen a curso por correo o a páginas que ofrecen la formación online gratuita accesible a todo el que lo desee, ya que en vez de sacar lustro a nuestra experiencia, puede estropearla apreciándose como un simple intento por impresionar.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *