Razones para cursar una formación SEO

Todas las agencias SEO que ofrecen una formación han tenido que enfrentarse a este tipo de cliente: el que no comprende por qué debería seguir unos cursos seo cuando piensa que puede aprender la misma cosa, y más aún, con algunos vídeos y tutoriales de la red.

Los expertos SEO lo saben, los algoritmos de los motores de búsqueda toman en cuenta unos 200 criterios para el referenciamiento de las páginas. ¿Habéis conducido alguna vez un vehículo con más de 200 mandos? Cada uno de estos criterios, puede tener un impacto sobre el conjunto del proceso, y del correcto conocimiento de todos estos mecanismos, hasta los más insignificantes. De ello depende el éxito de una estrategia de referenciamiento de calidad. Y esto es sin contar los controles llevados a cabo por los humanos, que en Google o en Bing, se interesan igualmente por la calidad de las páginas.

Autor: geralt-Pixabay

Una formación SEO para todos

Una formación SEO tiene la ventaja de ser democrática, se dirige a todos sin excepción. Se adapta a la diversidad de candidatos que se presentan: neófitos, principiantes, experimentados, que buscan una mayor profundización.

No es raro que un candidato para la formación se sienta fuera de contexto, bien porque no tiene el principio de un conocimiento con relación al referenciamiento natural, o porque imagina que será rápidamente abandonado durante su aprendizaje. O bien, por el contrario, porque ya es un especialista del SEO, y está persuadido de que una formación de este tipo no podrá aportarle nada más. En todos los casos, no llevan razón, porque una formación tiene siempre en cuenta las necesidades de los que participan.

Una formación personalizada

El principal problema de los tutoriales disponibles en masa en Internet, es que se dirigen a todo el mundo, por tanto a nadie. Aprender SEO únicamente a través de los artículos de la web, es como ver un horóscopo, si se encuentra una información que se adapte a vosotros, es porque la enseñanza es suficientemente amplia para dirigirse tanto a vosotros como a una gran porción de la población planetaria.

Una formación, si tiene el mérito de ser personalizada, es porque puede adaptarse a las personas que asisten. Por supuesto, hay un tronco común idéntico para todos los alumnos de un mismo nivel, pero el formador está ahí para tomar en consideración las necesidades específicas de cada uno.

Una buena formación SEO permite definir objetivos

El cliente debe comprender que no existe una receta milagro que funcione de manera idéntica para todos los sitios web, y si alguien le ha prometido esto, entonces es que lo ha engañado. De la misma forma que un programa informático tan solo puede realizar aquello para lo que ha sido programado, una estrategia de referenciamiento solo se aplica a casos precisos. Por esta razón, aquel que desee dominar las técnicas SEO debe igualmente aprender esta regla de base: todo trabajo de optimización serio comienza por una exposición de las cuestiones básicas.

La formación permite tener una visión transversal del referenciamiento, bajo todos sus aspectos. De esta forma, el referenciador puede examinar el estado de su propia página para determinar lo que no va bien, y establecer su propia estrategia SEO en función de los problemas que haya descubierto durante la formación.

Así pues, sólo queda aplicar de manera práctica todo lo aprendido en un curso de formación SEO y controlar con regularidad las estadísticas en cuanto a visitas y posicionamiento en los buscadores, para ver si las técnicas ofrecidas tienen un impacto directo sobre la página web en concreto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *