Cursos complementarios imprescindibles para mi formación universitaria

Estudiar una carrera conlleva su buena dedicación, pero no toda ella se debe limitar a las cuatro paredes que ofrezca la universidad: en un mercado cada vez más exigente y competitivo y en una etapa donde la excelencia tiene premio, todo complemente a nuestra educación universitaria es más que recomendable. Y no, ya no basta con saber inglés o arrastrar los conocimientos básicos de un curso que hiciéramos de pequeños, hay que aportar conocimientos, trabajo extra a la materia. Por ello no son pocos los centros que ofrecen ese empujón: desde formación académica en la residencia hasta cursos complementarios impartidos en la propia Universidad. ¿Cuáles son los imprescindibles?

 

Un segundo o tercer idioma
Empecemos por lo básico: obviemos la máxima que el inglés es necesario para ingresar en el mundo laboral. El inglés no es necesario: es obligatorio. Y ha sido esa actitud de tratarlo en todo momento como una herramienta complementaria la que lo ha llevado a un segundo plano que hace perder competitividad a todo aquel que no dispone de un buen nivel “british”.

 

Por ello, para recuperar “ventaja”, nada como ofrecer un segundo o tercer idioma. El alemán gracias al fenómeno migratorio ha ganado fuerza ante el francés como segunda opción, pero es en los idiomas más exóticos donde podríamos encontrar nuestra mina. Idiomas como el chino, ruso o japonés aseguran puestos de empleo gracias al más que prominente mercado internacional.

G2J_RUS_cursos

Nociones de marketing y actitud emprendedora

 

Da igual el campo en el que trabajes: todo o casi todo está en venta. Por ello, saber “vender”, saber presentar un producto, desenvolverte en público y no sólo el producto… sino vendernos a nosotros mismos, son un plus no sólo para aportar al currículum, sino para movernos con soltura en el ambiente laboral.

 

Protocolo, buenas formas y relaciones públicas

 

Suena rimbombante, pero precisamente encadenando con que “somos marcas”, tampoco está de más humanizar ese trato más allá del “tanto tienes, tanto vales”. Nadie debe estudiar una carrera por dinero: es de los primeros consejos que te dan a la hora de iniciar una carrera universitaria. Por ello, no sólo hay que vender, sino también “transmitir”. Quien transmite la pasión con la que aborda un trabajo, cuida el trato personal y sabe moverse entre círculos a la perfección, tiene mucho camino al éxito emprendido.

 

Entorno multimedia

 

Observa varias oficinas de varias empresas y con varios ámbitos de trabajo… ¿Qué tienen en común? Seguramente en todas observarás un ordenador, pero no te confundas: la era de los cursos de informática, al igual que ocurre con el inglés, se ha agotado.

 

Ya no vale controlar el paquete Office y nadie o casi nadie prestará atención a la mecanografía cuando a estas alturas hemos nacido tecleando… Por ello ofrecer dominio sobre entornos específicos de la era multimedia, ya sea diseño gráfico, programación o herramientas concretas, es un aporte más que seguro a la hora de presentarnos en una entrevista laboral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *