Textos de pedro abelardo

1.¿ A que denomina Pedro Abelardo pecado?. Responda teniendo en cuenta delimitando del objeto de estudio que desarrolla al principio del texto.
Pedro Abelardo comienza su texto realizando una diferenciación entre virtudes y vicios del cuerpo y virtudes y vicios del alma. No repara en una larga explicación acerca de los vicios del cuerpo ya que considera que no son importantes para la filosofía, es decir que no afectan a la costumbre.
En las virtudes y vicios del alma vuelve a sub-dividirlos en intelectuales y virtudes y vicios propiamente morales, es decir que afectan nuestra costumbres.
Luego realiza una diferencia entre pecado y vicio que inclina la mal. Se entiende por lo segundo una disposición permanente de la voluntad que la inclina hacia acciones malas, como también sus características psicofísicas ( Ej. cuerpo propenso a la lujuria, alma perturbada por la ira, etc.) La lucha contra estos vicios es mas fuerte que la lucha contra el hombre. Porque los vicios luchan contra uno, pero es una disputa mas gloriosa cuanto mas difícil.
Realiza una aclaración acerca de vicios del alma que nos hacen propensos a las obras malas, hay una inclinación a consentir ese pecado. El vicio esta siempre presente aun cuando la acción falte.
Pecado: es el acto interior, mediante el cual consentimos ese mal. Ese pecado nos hace culpables ante Dios, Porque estamos realizando una ofensa al Creador. Es decir que aunque el pecado no se llegue a concretarse exteriormente si esta la voluntad alcanza para ser condenados . Es un acto interior por la cual el se pueda realizar o no.
Cuando definimos negativamente el pecado diciendo “no hacer” o “no dejar de hacer!” mostramos que el pecado no tiene sustancia, consiste mas en el “no ser” que en el “ser”. Es por esto que tanto el pecado como la virtud se puede definir como un “no ser” y como un “ser”.
Realiza una diferenciación entre pecado y el deseo del mal y la realización del mal, a veces se comenten pecados sin una voluntad enteramente mala, es decir que no esta presente la voluntad; a diferencia de pecar siendo concientes de lo que estamos haciendo, es decir que es pecado.

2-¿Qué análisis realiza Abelardo en el texto sobre los placeres y los deseos en relación al pecado?
Otro de las incógnitas que trata de desmitificar es el pecado que se le corresponde un placer, tales como el sexo y la buena mesa. Él pone de manifiesto que esos pecados traen a colación una “delectación”, una satisfacción, y plantea si esto aumenta el pecado. Pero si Dios fue el Creador de los cuerpos como de la comida , entonces tales pecados estarían exentos de culpa.
Porque los seres humanos estamos preparados fisiológicamente para producir sensaciones placenteras desde el principio de los tiempos. No se podría prohibir sentir placer al comer o tener sexo con su esposa. Es decir el permiso excusa al pecado.
Abelardo instituye que las delectación natural no se puede considerar pecado y no se pueden culpar a los que se complacen de tales actos.

3-Comente la siguiente afirmación:
”Porque los hombres no juzgan sobre lo oculto sino lo manifiesto y no consideran la mancha de la culpa tanto como el efecto de la obra. Solo Dios, que no atiende tanto a lo que se hace cuando al espíritu con el que se hace, considera según verdad la mancha en nuestra intención y con juicio verídico examina la culpa…”
Con esta afirmación, podemos podemos decir que pecar esta dentro de nuestra esencia humana como condenar “solo” nuestros actos. Sin importarnos realmente que lo valedero son nuestras intenciones, lo que tenemos oculto en el alma. Para él, pecado va mas allá de que de las simples acciones concretas, son actitudes del alma y coincido en lo dicho por Abelardo.
Como seres humanos nos es mas fácil solo condenar nuestros actos porque solo nosotros mismos somos concientes de la crueldad de nuestros pensamientos. Dejando esa condena como un acto intimo entre Dios y nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *