La prevención en riesgos laborales, una asignatura pendiente para las empresas

La prevención debe ser, si o si uno de los objetivos claros de las empresas, para lograr de esta manera evitar o por lo menos reducir los posibles accidentes y a la vez enfermedades, dependiendo de la empresa, que los profesionales pueden sufrir. Para conseguir esto entonces es totalmente necesario desarrollar, implementar e integrar un sistema que sea el ideal y que funcione correctamente para intentar reducir esta clase de riesgos. Por lo tanto estamos de acuerdo a que por ahora la prevención en riesgos laborales se ha convertido en una asignatura pendiente para las empresas, algo que debe ser solucionado de manera urgente.

El tema es que la integración total de esto tiene un proceso detrás que es realmente elaborado y que necesita de las herramientas y a la vez de las estrategias precisas para poder llevarlo a cabo con éxito, para que de esta forma los recursos humanos de la empresa den por sentado que la prevención de riesgos es un objetivo que debe ser cumpliendo de manera tajante.

En pocas palabras las condiciones de trabajo de la gente que esta en la empresa y los valores de la misma son realmente importantes y deben ser cuidados ya que si vamos al caso, son quienes hacen crecer a la misma, la formación y la información se volverá entonces algo totalmente fundamental para lograr alcanzar no solamente este objetivo si no que para poder mejorar la calidad de los productos, servicios y en términos generales todo lo que la empresa puede ofrecer volviéndose de esta forma una empresa eficiente, una competencia a tener en cuenta y a la vez totalmente sostenible en el mercado.

contactos-empresas

Hay ciertas cosas a tener en cuenta que son básicamente esenciales e importantes, la primera de ellas sin dudas es la mala gestión de la prevención, generalmente sucede cuando las acciones para corregir ciertas cosas o evaluar riesgos no se hacen o ni siquiera se conoce absolutamente nada sobre el tema, cuando las investigaciones no llevan a ningún lado y los estudios higiénicos no logran encontrar soluciones, armar planes de prevención en donde se dan ciertas responsabilidades para personas que desconocen totalmente esto, entre varias cosas más.

La forma correcta de lograr nuestro objetivo es simplemente intentar tener una visión global de la situación y de la prevención, enfocarse en pocos objetivos e ir cumpliendo paso por paso, armar estrategias y encontrar los puntos flojos, planificar las cosas con tiempo y comenzar a implementar los recursos de manera correcta y pasiva.

Otro de los grandes problemas es cuando las empresas deciden exteriorizar la prevención con un servicio ajeno a la misma, para de esta forma olvidarse del problema y que la otra empresa tenga que realizar la legislación que se les obliga hacer. Lo que hace esta empresa generalmente no es algo malo, sin embargo entre las evaluaciones de riesgos, memorias, planificación y varias cosas más que son entregadas a la empresa en documentos, la misma termina archivando estos haciendo de cuenta que han cumplido con lo que la ley exige. Lo que evidentemente dara como resultado que las medidas de prevención no se pongan en marcha o por lo menos no como deberían para lograr solucionar los riesgos, nadie va a ser responsable de los mismos y en pocas palabras todos esos documentos llenos de letras e información no tendrán ninguna clase de sentido. De esta forma los riesgos seguirán estando ahí hasta que ocurra algo que puede ser grave o no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *