Cómo hacer notar mi marca en un evento

Un evento es el escaparate perfecto para una marca, no sólo porque permite técnicas de atracción directa, donde la imagen proyectada como empresa queda presentada al consumidor y éste se siente más cercano a ella, sino también porque mediante diferentes recursos, podemos destacar frente a la competencia y conseguir que el visitante nos recuerde.

 

Para ello, recursos como pantallas LED para eventos, llamativa cartelería y otras técnicas nos ayudan a que nuestra marca se proyecte por encima de otras dentro del recinto donde se celebra el evento. Os presentamos 4 formas de conseguirlo.

 

g2j_eikonos_pantalla-ledImagen: eikonos.com

El stand o escenario: elementos clave

 

Un evento como podría ser una feria puede ir rodeada de un ecosistema donde encontremos un centenar de empresas. Si no dotamos a nuestro espacio de un stand llamativo, que resalte, que invite a que cada uno de los visitantes se pare y nos consulte, de nada sirve que invirtamos en otras técnicas de promoción del evento.

 

Lo mismo ocurre si el evento no se produce en una feria y lo celebramos nosotros mismos como marca en nuestras oficinas o cualquier otro espacio. Vamos a solicitar a nuestra posible audiencia que fije la atención en nuestra marca, ¿cómo lo van a hacer de buena gana si el escenario no es el adecuado o se presenta de forma gris y sin atractivo?

Instalaciones audiovisuales

 

Una buena forma de aumentar el atractivo del stand o el escenario es precisamente dotándolo de plasmas, pantallas leds y otros elementos e instalaciones audiovisuales que mediante constantes proyecciones o juego de luces, atraigan al espectador.

 

Estamos en plena era 2.0, y cada vez son más los esfuerzos por atraer a un visitante cada vez más acostumbrado a estímulos constantes desde cualquier pantalla, por lo que debemos abandonar recursos de otra época como una cartelería plana, sin más y recubrirlo con todo lo que suene a multimedia. Una buena iluminación también ayuda.

Posición privilegiada

 

En una feria los visitantes se “pasean”, no suelen ir en la mayoría de las ocasiones con la idea de encontrarse con X empresa directamente en el espacio expositivo. Por ello, nuestro stand será más visible cuanto más se encuentre cercano a zonas de amplio paso (pasillos centrales, entrada principal etc.).

 

Por otra parte, si el evento lo celebramos en un local o en nuestras propias oficinas, procuremos que el entorno se envuelva del espíritu de la marca que queremos transmitir, y esto no ocurre si lo producimos en un lugar sombrío, pequeño y sin gracia.

Merchandising

 

El objetivo de un evento es que nos recuerden tras su celebración, y para ello nada mejor que “obsequiar” al visitante. Pero no vale de cualquier manera: busquemos la utilidad en su día a día para que el regalo que obtenga de nosotros le sea realmente útil y le aparezca nuestro logo o marca cuando menos se lo espere en un momento cotidiano.

 

Con anterioridad, los bolis eran el regalo estrella, pero hoy debido a los estímulos multimedia a los que antes hacíamos referencia, pueden quedar relegados al olvido en un cajón (más si son de baja calidad o sin gracia), por lo que puede sernos muy útil herramientas que respondan o sirvan para esos estímulos de la era multipantalla (pen drives, fundas para móviles etc.).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *